SIROCO, LEBECHE Y OTROS VIENTOS.

Lo he hecho muchas veces delante de mis hijos y mis amigos: dibujar la Rosa de los Vientos con los ocho famosos. Primero la cruz: N, S, E, O. ( Tramontana, Migjorn, Llevant, Ponent, en Catalunya). Cierzo, Mediodía, Levante, Poniente, en castellano. Luego girar 45º los ejes para marcar el NE, SE, SO, NO.( Gregal, Xaloc, Garbí, Mestral, en Catalunya). Gregal, Siroco, Lebeche, Mistral, en castellano. Estos vientos son  comunes en los países ribereños del Mediterráneo occidental y sus nombres son muy parecidos en Francia, Italia y Grecia desde el siglo XIV. Hablemos un poco de cada uno de ellos:

Tramontana o Cierzo. Viento frío y seco del norte. En el Ampurdán ( Catalunya norte) es el viento dominante. Un incordio para los cazadores de caza mayor porque no permite oír con suficiente antelación el movimiento de los jabalíes cuando se acercan a la postura del cazador. También para los recolectores de setas porque las seca  a la intemperie de forma rápida. Dicen que muchos ampurdaneses tienden a levantar mucho la voz cuando hablan, como secuela incorporada a su ADN, debido a que antaño, en el mundo rural, los payeses tenían que gritar en el campo para poderse oír por causa de la tramontana.  En Aragón también es el viento dominante. “ El cierzo y la contribución tienen perdido a Aragón”. “Cuando llueve de cierzo, llueve de cierto”.

Mestral, Seré, Cerç, Mistral. Viento de componente NO. Viento frío y seco que alcanza velocidades importantes al canalizarse por la depresión del Ebro antes de llegar al mar. Causante de que vuelquen las caravanas y los camiones sin carga cerca de la desembocadura . “ El Valencia la mou i el cerç la plou”. “Amb mestral ni peix ni pardal”. “ Vent de muntanya llobarro a la canya”. También el regañón en el resto de España.

Gregal ( de Grecia) viento de componente NE. Viento característico de la Costa Brava y Baleares. En el norte de África puede alcanzar gran intensidad.

Levante, viento húmedo, fuerte y racheado. Dominante en la comunidad valenciana, en donde se vigilan las fachadas orientadas al este porque están sometidas más intensamente al efecto de la lluvia, causante de importantes humedades. En Valencia le llaman “ matacabras”, y adquiere gran poderío en el estrecho de Gibraltar, con Tarifa como paraíso de los surfistas.

Siroco, jaloque, xaloc ( de Siria ). Viento de componente SE. Viento cálido y húmedo. A veces transporta partículas de arena del Sáhara. En el resto de España es el solano, con “ agua en invierno y no en verano”. O, “ Viento solano a todos hace daño.” También el bochorno, agobiante en verano.

Lebeche, garbino, garbí ( de Libia ). Viento de componente SO. Viento cálido y húmedo. A veces transporta partículas de arena del desierto. En Extremadura, la meseta y Andalucía el viento cálido y húmedo del SO le llaman ábrego, y es el portador de lluvias.  En la Costa Azul es el marín.

Migjorn, mediodía , sur, (  ostro, en Italia). Viento cálido y húmedo )

Ponent, poniente, terral. Viento de componente O. En la costa , en verano, viento seco y muy cálido.

En la costa catalana, en verano, la presencia de los vientos es repetitiva según la hora del día. Por la mañana viento de gregal o de levante y a partir del medio día entra el garbí  ( lebeche ) hasta el atardecer. Son las “marinadas”que suavizan la temperatura. Por la noche casi siempre se impone la brisa cálida del terral.

 

 John Starling.

 

Anuncios

EL AÑO MÁS DURO.

El flamante 2019 no invita al optimismo. Enquistado y laberíntico, el pleito catalán no tiene salida. Y Vox, actor inesperado, llega con la intención de incendiarlo. El juicio de los líderes independentistas encarcelados infectará de nuevo las emociones. Como ocurrió con la actuación policial del uno de octubres, inyectará rabia, ofuscación y resentimiento en los catalanes independentistas.

Dejando de lado el contexto mundial ( también lóbrego ), otros muchos problemas obligan a pensar mal de este flamante 2019: el frenazo del crecimiento, el peso de la deuda y el malestar social acumulado durante la larga crisis económica, enmascarada más que superada. Por consiguiente, prosperidad, igualdad, paz civil o concordia no serán las palabras más afines  a los 12 meses que acabamos de iniciar.

Pero en este contexto dominado por el pesimismo de la razón, un objetivo sagrado reclamará optimismo voluntarista: la democracia. Este año habrá que defenderla si es necesario con uñas y dientes. Formalmente, la democracia ( como expresión de las mayorías ) no está en peligro en España. Pero, como ya ocurre en Rusia, Brasil o Turquía, sí estará en peligro el adjetivo que la acompaña. La democracia liberal es la que respeta y protege a las minorías del furor y la prepotencia de las mayorías. Tal concepción de la democracia estará en grave riesgo este año.

De hecho, en Catalunya ya está en riesgo de un tiempo a esta parte. Desde que el independentismo sacrificó los usos democráticos al altar de la patria. La estigmación e invisibilización de la minoría contraria a la independencia  ( la mitad del país en realidad) ha ido el gran error del independentismo. Un error que llegó al clímax en las sesiones parlamentarias del 6 y 7 de setiembre del 2017; y sigue activo, como revelan los discursos del president Torra.  El abuso del poder institucional catalán es una burla a la democracia liberal, pero puede ser sólo un pálido esbozo del liberalismo rampante que favorecen y desean los tres partidos en pugna de la derecha española.

En este 2019, el tripartito que ya cristaliza en Andalucía puede tener en sus manos, en las elecciones de primavera, la posibilidad de vulnerar los 40 años de democracia liberal para introducirnos en una nueva etapa en la que el nacionalismo español esté en condiciones de destruir definitivamente los pactos de la transición y de imponerse sin contemplaciones a todas las minorías discrepantes. En vista de ello, no podemos encarar con fatalismo el año que inauguramos. La batalla nos afecta a todos y obligará al nacionalismo catalán a rectificar, si no quiere convertirse en quinta columna del tripartito de derechas.

“Los más peligrosos de nuestros cálculos son aquellos que se fundamentan en la ilusión”, sostiene el olvidado Bernanos en Diálogos de carmelitas ( Ed. Encuentro ). El mal menor exige mayor coraje que los ideales euforizantes. Estamos obligados a fundamentar nuestros cálculos en la cruda realidad y en el análisis de la correlación de fuerzas: ha llegado el año más duro.

Muchas gracias a Antoni Puigverd.

 

John Starling. 

TODO LO SABEMOS ENTRE TODOS.

Aún vemos las ciudades como realidades subordinadas a una nación Estado; a una regióny ya no es así. Las ciudades hablan entre sí y con el mundo sin intermediarios. Por eso tiene que cambiar el modo en que se nos gobierna a los ciudadanos. Londres y Barcelona tienen los mismos problemas: turismo masivo, desigualdad, jóvenes sin empleo de por vida y sin expectativas de carrera, vivienda asequible… En cambio, nuestra política estatal está en otros mundos. Deberíamos conectar más entre capitales.

El Brexit es para algunos la venganza del mundo rural inglés contra la City. Es más bien la nostalgia  por el imperio: el imaginario cultural del país que se enfrenta en solitario a Hitler  y lo derrota. Y en eso se parece también al voto a Trump. Es la venganza contra Obama, que no sólo era negro sino además de la clase política alta  y brillante. Para millones de americanos era insoportable.

El músico, el político o el urbanista que son creativos no sólo sirven a los ciudadanos sino que, además , los desafían: cuestionan sus límites, sus prejuicios y les animan a vencer la pereza mental que les impide superarlos. ( Richard Sennet )

                                          &

Los soberanistas catalanes parece que están jugando muy felices a la independencia de Catalunya como, tal vez, lo hacían con el caballo de cartón que les trajeron los magos de Oriente cuando eran niños. Alguien debiera decirles que los reyes son los padres, una realidad que se empeñan en ignorar. En tiempos de la aterida y famélica posguerra los niños que dejaban de creer en los reyes se quedaban sin juguetes. Para ahorrarse los regalos que no podían comprar, las familias pobres solían revelar muy temprano este secreto  a sus hijos como una forma cruel de destete de las ilusiones vanas y los niños pobres a su vez como venganza de su infortunio, les abrían los ojos a los niños ricos, pero estos simulaban seguir creyendo en los reyes para que no les faltaran los regalos. Alguien debería decirles a Carles Puigdemont, a Quim Torra y a Oriol Junqueras que ya son muy mayores para galopar hacia la república catalana en aquel caballo de cartón con el que se daban golpes contra las paredes por el pasillo de casa. ( Manuel Vicent )

                                           & 

“No podemos dejar caer a Sánchez; la alternativa es mucho peor.”La frase desde la cárcel es de la exconsellera Dolors Bassa, que no tenía información estratégica alguna y tuvo un papel irrelevante en la proclamación ( teatral ) de la república. Ella es seguramente la víctima más ingenua del procés y del TS. No sólo en el sentido que literalmente le damos a esa palabra: la más candorosa , la que carece de malicia; sino también en sentido etimológico. En la antigua Roma, ingenuus era el que siempre había mantenido la condición de libre: nunca había sido esclavo. Encarcelada, pero no esclavizada, Bassa recuerda a los independentistas que la dureza ( y la impiedad ) que ella y los otros líderes independentistas sufren no tiene porque excluir ni la lucidez ni la cintura política. ( Antoni Puigverd )

                                           &

Lo que acaba de ocurrir en Andalucía con el pacto político tripartito se corresponde con la letra de la última canción de la cantante emergente Rosalía: “ Se ha puesto la noche rara/ , han salío luna y estrellas./ Me lo dijo esa gitana, ( ¿qué?)/mejor no salir a verla ( no ). Sueño que estoy andando/ por un puente y que la acera( mira, mira, mira). /Cuanto más quiero cruzarlo, ( ¡va!)/ más se mueve y tambalea. / Malamente(…)

La aprobación de los presupuestos del Gobierno socialista puede estar más cerca, viendo el independentismo catalán las alternativas de futuro. Algo ha crujido en la política española en las últimas semanas. Malamente ( Màrius Carol)

                                           &

Vox forma parte de esta familia de ideología extrema, basada en ideas cavernarias y carpetovetónicas, y sustentada por las fuerza de fake news que dominan con notable acierto. Por supuesto, tienen características propias, como el neocatolicismo, un patriotismo español rancio, la consecuente obsesión por Catalunya y la fascinación por los blasones del viejo – y caduco – imperio. No hay nada más antimoderno que la reconquista, y ahí están miles de andaluces votando al émulo de Curro Jiménez. Y tiene lógica, no en vano la modernidad estableció la sociedad de derechos y libertades, y eso es justamente lo que más desprecian. ( Pilar Rahola )

                                           &

La subida del mar se ha acelerado desde los años noventa del siglo pasado y ya experimenta un ritmo de aumento de 3 mm al año. En los últimos 25 años la elevación media ha sido de 8 cm, y 25 en el Pacífico. Hace 20.000 años el nivel del mar era 120 cm inferior al actual. En el siglo XX se elevaba entre 0’5 y 2mm al año; en los últimos decenios alcanza los 3mm al año, hasta el punto de que si no reducimos las emisiones de CO2 podríamos sufrir el aumento de hasta un metro a finales de siglo. Aunque consigamos reducir el impacto, el fenómeno continuará muchos siglos por el calentamiento del océano profundo. ( John Church )

                                           &

Italia la han hecho mitad Dios, mitad los arquitectos. ( Gío Ponti )

                                          &

Dalí fue escéptico en su relación amorosa con Lorca; prefería hablar de un amor “erótico y trágico”, por el hecho de no poderlo compartir. Esta tesis se fundamenta en una frase encontrada en Diario de un genio: “Cada vez que hago emerger de mi cerebro una idea genial o dar una pincelada arcangélicamente milagrosa, oigo la voz ronca y suavemente sofocada de Lorca gritándome: “ Olé”. Nadie sabe que pasó entre ellos , salvo que, poco después de conocerse en 1925, Lorca se puso a dibujar , y Dalí,  a escribir poesía. Y si hubo arte, es que debió haber amor. ( Alex Vicente )

                                           &

Javier Ortega Smith, el secretario general del partido ultraderechista es el alma castrense de VOX. Fue “ boina verde”y practica tantos deportes – natación, equitación, karate, montañismo – que podría convertirse en un Geyperman posmoderno, aunque la mejor manera de definirlo es el preámbulo de su cuenta de Twitter: “En política por defender la vida, la libertad y la nación. ¡Rendirse, jamás! ( Rubén Amón )

Uno de los socios fundadores de VOX, que nació en Catalunya, Aleix Vidal Cuadras, del PP, entonces, con una inteligencia “selectiva “ extraordinaria ( catedrático de Física Nuclear) fue quien consiguió, gracias a su papel en la Comunidad Europea, una importante subvención económica de la oposición iraní.

                                         &

“ Los jugadores de cartas” cuadro de Paul Cezanne, que representa una partida de cartas entre el jardinero de su casa en Jas – de  – Bouffan y un campesino de Aix en Provence en una taberna, con una botella de vino sobre la mesa, fue adquirido hace siete años en una subasta por 191 millones de euros, por la familia real qatarí, siendo en ese momento el cuadro más caro de la historia. Ahora es el “ Salvador Mundi” de Leonardo de Vinci, vendido por 397 millones.

                                          &

Cameron, el primer ministro inglés más nefasto de la historia escribe sus memorias: seguro que la culpa del Breixit fue de los demás. Es una pena que los británicos se vayan así de la UE y, de paso, pierdan el sujeto favorito de sus más afiladas ironías y sus más espantosas borracheras: los europeos. Esa galería de caricaturas perfilada durante décadas para realizar la superioridad de los británicos  y, de vez en cuando, achacarles todo aquello que funcionaba mal en el jardín doméstico. ( Joaquín Luna )

                                          &

Acostumbramos a medir mal los efectos secundarios. De las relaciones tóxicas y de las mediaciones prolongadas. De las ingestas de comida y alcohol o de las salidas equivocadas en las rotondas, de los viajes exóticos y de los tacones de 10cm. Del botox o la viagra. Vivimos enmarañados en un cableado invisible de efectos secundarios que ensombrecen el placer. Se esconden en la letra pequeña de los prospectos, esos que el propio médico te dice que mejor no leas si eres aprensiva. Pero también se esconden bajo las zapatillas deportivas de los runners cuarentones , desgastando sus fémures; o en los colchones demasiado blandos de los hoteles con encanto. Los vecinos demasiado simpáticos , los hombres misteriosos, los compañeros aduladores y las mujeres con mucho colorete – alertaba Wilde – implican un ramillete de efectos secundarios que puedes lamentar toda la vida. ( Joana Bonet )

                                       &

Tengo 50 años. De algún modo soy también la mujer que tuvo 18, y 40, y la que quizás tendrá 60 y hasta 85. La edad es un juego de muñecas rusas. Yo misma  he amado a hombres que me doblaban la edad. He acariciado los surcos de su piel como quien se desliza en trineo por un paisaje excitante, aunque choque de cabeza contra un pino. He creído oír en su voz rota la sabiduría de una madurez que podría sosegarme, sin pensar que amarme a mi entonces fuese un signo de infantilismo. ( Clara Sanchís )

                                       &

Había una época en la que los niños sudaban tinta hasta que aprendían a atarse solitos los cordones de los zapatos. El día que lo conseguían era una victoria porque ya se habían librado de la necesidad de ayuda de un adulto y eso les hacía sentirse mayores. Después, con el uso de las zapatillas que se cierran con velcro, lo de atarse los cordones pasó a segundo término y ahora hay algunos que, cuando algún día tienen que calzarse unos zapatos con cordones , no saben ni por donde empezar. Pues ahora ya ni siquiera habrá que saberse poner las zapatillas con lengüetas de velcro.  Meterán los pies dentro de estas nuevas maravillas y con el móvil en la mano, harán que la app se las ajuste. Acto seguido entrarán en Tinder a ver si consiguen un math y, si eso sucede, para saber donde quedar para tomar una copa se lo preguntarán al robot Echo Plus:

– Alexa, ¿ un bar para tomar una copa con Chloé? 

Y antes de salir de casa se imprimirán en 3D unos cuantos condones , a ver si hay suerte. ( Quim Monzó )

                                                  &

Errejón se alía con Carmena, la alcaldesa del ayuntamiento de Madrid, y abre una gran crisis en Podemos. El grupo que ha revolucionado la política española durante los últimos cinco años, puede estar a dos minutos del colapso. Y eso hoy no es una buena noticia para el Partido Socialista. La izquierda en su conjunto puede acabar muriendo en España. Ya ha ocurrido en Francia y en Italia. ( Enric Juliana )

                                       &

Los españoles tendrán que decidir en los próximos tiempos si quieren que su historia sea una montaña rusa de tragedias y jolgorios o si prefieren dar un paso más y crear una España verdaderamente plural. Es difícil, pero se puede hacer. Toda la vida española de las últimas décadas, sin duda felices, nace , en gran parte, del gesto de restaurar la Generalitat, en 1977. Un gesto que hizo una derecha centrista. Lo que está planteando Pedro Sánchez revela valentía y lucidez, pero también se necesita una derecha en la que no dominen los candidatos a campeador nacional, sino alguien que tenga sentido de estado. Machacar gustosamente a Catalunya es destrozar la España contemporánea  y transformar la Constitución en una momia, sin vida por dentro.

Por otra parte, si el soberanismo persiste en una vía numantina, eso alimentará la España retrógrada. El independentismo catalán constituye, en realidad, un furgón más del dramático tren español. Se necesitan , pues, nuevas actitudes. Tiene que haber una senda propia para que la realidad catalana encuentre su puesto. Un camino integrador, dialogante. Ello será decisivo para superar las muy dolorosas situaciones presentes. Y Catalunya y España serían un ejemplo esperanzador para una Europa en crisis.( Gabriel Magalhäes )

 

John Starling.

PROLONGANDO EL DESASTRE.

Daniel Gascón brillante intelectual aragonés crítico con el procés, describió el otro día en El País las consecuencias del conflicto entre el independentismo Calán y el Estado español con una metáfora a la vez sencilla y profunda. “ De los bancos a los matrimonios, pasando por los sistemas políticos, casi todo se estropea de la misma manera: primero poco a poco y luego de repente”. En efecto, un largo periodo de conflictividad sorda, constante e insidiosa precede siempre al hundimiento de bancos, matrimonios o sistemas. Sólo cuando se produce el colapso  se entiende que aquel largo periodo de conflictividad menor  era el prólogo del desastre. El final del procés no será la independencia de Catalunya, sino el colapso de la democracia española ( ya no es descartable que sea traumático )

Dos factores impide a mucha gente hacer una lectura pesimista de lo que está sucediendo. Por un lado, la cultura del happy end, dominante en Occidente, convierte en insoportables los relatos con final negativo. Y por otro lado, la falta de experiencia trágica de las generaciones actuales. Para la inmensa mayoría de nosotros, la Guerra Civil fue una película de buenos y malos; un western. Excepto los ancianos que sufrieron la guerra, nadie puede imaginarse realmente lo que significó aquel desastre. El dolor que causó. Los infortunios y desgracias. Eso explica la insensatez incendiaria de los jóvenes líderes españoles. Todo el mundo juega a  tensar la cuerda como si la cuerda fuera irrompible. L’estaca de Lluis Llac se canta en Catalunya por estética revolucionaria, ya que nadie ( ni, por supuesto, el cantor de la canción) se imagina lo que es realmente una revolución: pasa como un camión por encima de todas las generaciones que en ella participan; y las aplasta.

Con una alegría insensata muchos catalanes quieren convertir las vísperas de Navidad ( antes eran días de tregua ) en un nuevo capítulo del esteticismo revolucionario. Un rupturismo tan inútil como egocéntrico. Un rupturismo herido que sembrará más malestar; que perjudicará objetivamente a los líderes encarcelados; que regalará argumentos al tremendismo judicial contra el independentismo, que puede destrozar el único y precario sendero de diálogo; que sólo servirá para ocultar el retroceso objetivo del unilateralismo ( hace más de un año que está destrozado, sin norte, pero la cortina de lágrimas por los presos lo disimula )

Humillar a Sánchez, ¡qué gran victoria! Considerar una provocación que su Gobierno se reúna en Barcelona: ¡qué manera de dar la razón a quienes describen el catalanismo como un delirio victimista! Facilitar el camino al tripartito de derechas incendiarias, ¡ qué formidable estrategia! Banalizar el derecho a la protesta en un momento crucial del conflicto, cuando nuevos y fortísimos actores entran en escena: ¡ qué manera de desperdiciar las oportunidades que ofrece la democracia! “Nunca se practica el mal tan a fondo y tan alegremente como cuando se ejerce como una obligación de conciencia.” (Pascal, Pensamientos )

Muchas gracias a Antoni Puigverd )

 

John Starling.

BÀRBAROS Y BARBERINIS.

Cerca de la famosa Piazza Navona de Roma, hay un chaflán presidido por una estatuilla erosionada y deforme que no tiene gran interés artístico. La descubrieron a principio del siglo XVI, excavando una calle. El pueblo romano la bautizó con el nombre de Pasquino ( en homenaje a un sastre chismoso que trabajaba en el Vaticano) y se convirtió en las primeras estatuas parlantes de la ciudad. En aquellos siglos de poder temporal del papado, no es que, en Roma, hubiera gran libertad de expresión, pero los romanos se las ingeniaron para criticar el poder colocando al pie de la estatua poemas satíricos , informaciones, chismes y panfletos críticos contra los poderosos de la ciudad. La fama de Pasquino dio nombre, en italiano, a la palabra pasquinata, de la que deriva el vocablo castellano pasquín ( mural que, antes de la popularización de los periódicos, se encolaba en las paredes urbanas para propagar opiniones políticas.

La pasquinatta más célebre alude al papa Urbano VIII, de la familia Barberini. Este papa fue uno de los promotores de la Roma barroca y encargó a Bernini, entre otras obras, la construcción del colosal baldaquin con columnas salomónicas que protege el altar de la basílica de San Pedro. Para construir este baldaquín , mandó arrancar el techo de bronce del Pantheon, un templo  de la Roma pagana que sigue maravillando. Al parecer, el bronce del Pantheon también fue usado para fabricar los cañones de Castel Sant’ Angelo, la fortaleza vaticana. Muchos otros papas, anteriores y posteriores  a Urbano VIII, destruyeron grandes monumentos de la Roma antigua para construir la Roma renacentista o barroca, pero la mala fama recayó sobre Urbano VIII porque no sólo maltrató el Pantheon , sino que, para alzar la Fontana de Trevi, quería usar travertino de la tumba de Cecilia Metella, otra joya de la antigua Roma.

Un libelo colocado a los pies de la estatua de Pasquino resumió la obsesión destructiva de aquel papa de la familia Barberini, en una frase que puede aplicarse perfectamente al president Torra: “Quod non fecerunt barbari , fecerunt Barberini”

Supongamos que sea acertado el diagnóstico sobre la pretensión de España de someter y destruir Catalunya. No la discutamos, ahora: supongamos que sea cierto. Pues bien: lo que los enemigos exteriores de Catalunya no han podido destruir , lo está devastando Quim Torra. Un president que caricaturiza la Generalitat, que avala el desgobierno, que aplaude la desmesura de las minorías irritadas, que cada día hace proclamas más pintorescas y que, incluso trivializa y eclipsa la huelga de hambre de los independentistas encarcelados. Lo que no han conseguido estropear los contrarios al autogobierno, lo está destrozando Torra. Puesto que la cosa no tiene explicación, es pertinente preguntarle: ¿ Acaso, President, estáis convencido de que la única salida digna al conflicto presente es el suicidio ritual de Catalunya?

Muchas gracias a Antoni Puigverd .

 

John Starling.

LAS CINCO LLAGAS.

El Parlamento de Andalucía se halla en el antiguo hospital  de las Cinco Llagas de Nuestro Redentor, en el barrio de la Macarena de Sevilla. El monumental edificio también es conocido como el Hospital de la Sangre, o las Cinco Llagas. Es un lugar con leyenda. La literatura ocultista habla de sucesos paranormales: llantos de bebés en plena noche, espectros de soldados mutilados, el fantasma de Sor Úrsula, una monja terrible. Habladurías. En las Cinco Llagas va a tener lugar uno de los acontecimientos políticos más relevantes de los últimos decenios: la sustitución del Partido Socialista Obrero Español como fuerza gobernante de Andalucía.

Primera llaga: la abstención. La abstención ha determinado el resultado electoral en Andalucía. Los socialistas andaluces planificaron una campaña de bajo perfil para desmovilizar a los adversarios. Jordi Pujol, años ochenta. Vamos a hablar exclusivamente de “ lo nuestro”, para que nos voten los nuestros, ya que “ los otros” se abstendrán por falta de alternativas. Este era el planteamiento avalado por la  catastrófica encuesta del CIS, que otorgaba a los socialistas una cómoda mayoría y un sólo diputado a VOX. Que Santa Lucía conserve la vista al profesor José Félix Tezanos. Desde Islandia a la isla de Chipre, no hay elecciones tranquilas hoy en Europa. Si arde París, Sevilla no puede ser un oasis. No había alternativa visible, pero sí mucho desapego ante un poder regional desgastado por el paso de los años, los escándalos y el estancamiento de Andalucía en relación con las demás comunidades, incluida Extremadura. VOX se convirtió en la bengala de la protesta. Los más descontentos se movilizaron y se abstuvieron los decepcionados y los apáticos. Con una tasa de abstención ligeramente menor, la izquierda seguiría gobernando Andalucía.  

Segunda llaga: la derrota del andalucismo. El españolismo ha derrotado al andalucismo. Partido Popular, Ciudadanos y VOX, defendían, con distintas intensidades, más España. PSOE y Adelante Andalucía ( Podemos e Izquierda Unida ) prometían más Andalucía. Susana Díaz se envolvió en la bandera verde y blanca. Teresa Rodríguez ambicionaba convertir su coalición en fuerza independiente de Podemos. Ambas acudieron  al primer debate televisado vestidas de verde. Hace cuarenta años , el andalucismo ganaba la calle y se disponía a forzar una lectura simétrica de la Constitución en lo que se refiere al despliegue de las autonomías. ¡ “No vamos a ser menos”! El referéndum de 1980 se llevó por delante a UCD. Cuatro décadas después, el españolismo andaluz trastoca el tablero con un otro movimiento reactivo. Veremos que se llevan ahora por delante. Y eso nos conduce  a la tercera llaga.

Tercera llaga: el independentismo catalán.  Que los acontecimientos de Catalunya han influido en el resultado electoral andaluz está fuera de toda duda. Que el rufianismo parlamentario ha sido estupendo acicate para VOX en puertas de las elecciones es más que evidente. La Catalunya independentista ha contribuido a la movilización de las tres derechas y la losa susanista ha acentuado el abstencionismo . La responsabilidad principal corresponde a quien ejercía el poder político en Andalucía. Al poder y su simbología. El poder y su irradiación. He ahí la cuestión en todas las latitudes, incluida Catalunya donde las relaciones de poder en el bloque mayoritario se dirimen estos días mediante una huelga de hambre. Susana  Díaz dejó de tener poder ante los andaluces el día en que perdió las primarias del PSOE. Y no se dio cuenta.

 Cuarta llaga: el desgaste del Gobierno. El resultado electoral andaluz resta proyección de fuerza al Gobierno de Pedro Sánchez, aunque este apenas haya pisado Andalucía durante la campaña ( por decisión de Díaz ). El batacazo es tan grande que eleva al cuadrado las debilidades del Gobierno de los 84. Imagen de gobierno provisional en un nuevo tablero. Obligado a reaccionar , Sánchez intentará ahora la Operación Muelle. Presenta los presupuestos, los independentistas catalanes se los tumban, se quita de encima el estigma de servitud a los secesionistas y convoca elecciones generales el domingo 26 de mayo, junto con las municipales, autonómicas ( de 12 comunidades ) y europeas. Todo a una carta, para propiciar la máxima movilización de la gente de izquierdas, muy inquieta por la triple alianza PP – Ciudadanos – VOX.

Quinta llaga: la magnificación de VOX. La lucha política es espectáculo  en todas las sociedades televisadas y digitalizadas. Todo espectáculo exige novedades constantes. Hace cuatro años, la gran novedad fue Podemos. Ahora es VOX. La magnificación de VOX será la moda primavera – invierno del 2019. El consorcio de las tres derechas puede ganar elecciones, pero también puede llevar a votar a mucha más gente del otro campo. Tres derechas y un único zar: José María Aznar. ¿ Podrá Aznar disciplinar a VOX estos meses venideros? ¿ Conseguirá concertar una estrategia gradual con Rafael Bardají, el verdadero cerebro de VOX, antiguo director del área internacional de la fundación Faes? Los ritmos del consorcio, esa es la cuestión.

Muchas gracias a Enric Juliana.

 

John Starling.

“VINTAGE”

El incendio político catalán ha saltado a los bosques andaluces y, si no aparece rápidamente un parque democrático, inclusivo y transversal de bomberos, España puede encaminarse hacia el apocalipsis. Pero no adelantemos el futuro. De momento, la irrupción de VOX es estupefaciente: impresiona, descoloca, interroga. ¿ De dónde salen esos 400.000 andaluces, tremendamente  irritados con Catalunya, indiferentes a la bandera andaluza, partidarios de suprimir las autonomías, de bajar los impuestos, de liberar el suelo, de expulsar inmigrantes, de anular la Ley de Violencia de Género, de proteger la tauromaquia y la caza, de convertir el mar de Alborán en un muro trumpista, de imponer el castellano en todas las administraciones, de prohibir las mezquitas, de suprimir el concierto vasco, de ilegalizar partidos y asociaciones independentistas y otras medidas que destrozarían la democracia liberal… de dónde salen?

Desean para España lo que ahora está de moda en Occidente ( Trump, Salvini, Orbán, Kurz), eso es, una democracia iliberal en que la mayoría aplastaría sin contemplaciones a todas sus minorías ( catalanistas, inmigrantes, feministas, comunistas ). ¿ De donde salen? Es fácil hacer la lista de factores de malestar. Las dolorosas cicatrices de la crisis: desigualdades tremendas, jóvenes sin futuro, el miedo de las clases medias. La pérdida de soberanía de España, tiranizada por los mercados, dirigida fríamente desde Alemania, obediente a los dictados europeos, cuestionada por los catalanes. La inmigración y el temor a ser engullido por otras culturas. La incomodidad masculina ante el creciente protagonismo femenino. El prestigio social de la cultura LGTBIQ y, correlativamente, el desprestigio público de los valores tradicionales. Etcétera. Los cambios en 25 años han sido colosales, velocísimos. Han indigestado a muchos.

La cultura contemporánea es disruptiva y se impone de manera a menudo implacable y petulante. Inevitablemente la reacción ha llegado del brazo de las redes sociales, en las que nada es verdad, nada es mentira, pues todo está coloreado por la creencia y la emoción. VOX es el enésimo capítulo de reaccionarismo español. Si los liberales del XIX pretendieron imponer sus instituciones a una sociedad muy tradicionalista, el progresismo ultramoderno de hoy tiende hacia la displicencia universitaria y se impone, arbitrario, en los media. Como le pasó a Hillary Clinton, está suscitando un rebote defensivo. La sociedad española es bastante más plural de lo que parece y necesita consenso, inclusión y mucho tacto. Un ejemplo entre mil posibles: la memoria o es inclusiva o no es histórica, sino victoria retrospectiva, que replantea el conflicto y estimula el retorno del adversario.

El factor catalán es uno de los grandes pegamentos de VOX. Ya desde desde la aventura del Estatut, el catalanismo, no solo ha defendido sus razones, sino que ha cuestionado la nación española. La ha desafiado. Cuando esto se hace, inevitablemente, hay quien recoge el guante y se arma para la batalla.

Muchas gracias a Antoni Puigverd.

 

John Starling.