HA LLEGADO EL VERANO

   

El general ha pasado la verbena de San Juan junto al mar. Cenó con unos amigos en el PEZ COLORAO de Lloret de Mar y al día siguiente se dió un paseo,  a primera hora de la mañana,  a lo largo del Paseo Marítimo. Ha recibido muchas felicitaciones y desea corresponder a tantas personas con un nuevo relato, que como siempre, desea que sea interesante.

Contemplando el horizonte marino piensa en el relato elegíaco, que el escritor valenciano Manuel Vicent escribió enfatizando un enfoque epicúreo de la vida. Al general le encantaría escribir con la misma maestría: ”  Como teólogos suecos con chubasquero buscando sentido a la vida, bajo el temporal caminaremos por la playa vacía sobre las algas fermentadas, …”  !Ha llegado el verano¡ ! Disfrutad del relato y de las vacaciones.

A un amigo.   de Manuel Vicent

Existen varias razones para no suicidarse: una es la luz de otoño, otra es cualquier arroz bien guisado. No te negaré el derecho a quitarte la vida después de haberlo merecido tanto, pero si la gloria te ha abandonado, aquí, junto al mar, están ahora las granadas maduras como bolsas de cuero llenas de rubíes en el árbol esperando que te ahorques a su lado.

En este momento arriban a puerto las barcas de pesca, y muy pronto, en la lonja, comenzarán los alaridos alrededor de las cajas de salmonetes, mientras en el borde de la dársena unos filósofos con caña echan el anzuelo en las aguas de oro podrido. Antes de bajar al infierno podrías darte una vuelta por aquí. Como teólogos suecos con chubasquero buscando el sentido a la vida, bajo el temporal caminaremos por la playa vacía sobre las algas fermentadas, y si al final del trayecto no encontramos a Dios, podremos sustituirlo por un arroz a banda.

En medio de los naranjos de Ondara hay una papisa valenciana cuyo nombre es Pepa, la cual oficia el sagrado misterio del arroz con la máxima profundidad. Sin duda verás tu salvación en el fondo de sus calderos, y si Dios no está allí será porque se ha ido al Pegolí a bendecir las gambas rayadas o se halla en Casa Gavilá, donde el señor Jaime que es un Von Karajan con cuchara, lo va a convertir en arroz guisado con tinta de calamar. Aunque estés sin amor y olvidado, podrás coronarte con esta luz de otoño tan dulce que el Mediterráneo ostenta en Denia sobre la frente de los viejos marineros varados, y de ellos,  en los bares del malecón, escucharás historias de navegaciones y otras suertes de la mar a cambio de nada.

Pequeñas sensaciones naturales irán creando humo dentro de la memoria hasta confundir tu orgullo, y cuando el Gregal vuelva a azotar el espigón, ya no recordarás que un día desearte el amor o la muerte. Aquí la puesta de sol es tan bella que a veces la gente aplaude. Tráete dos camisas blancas, unos pantalones recios contra el salitre, un libro de Virgilio. Yo pondré el aceite virgen de oliva para las ensaladas.

Anuncios

¡ME IMPORTAS UN PEPINO!


Mormon@s (@= o = a)

Hay que comer pepinos, hay que hacer “país”, a pesar de la improbable presencia de la E.coli, que aunque muy pequeñita (333 bacterias en la cola del cine ocupan 1 mm. de la vía pública), en Alemania ha causado graves problemas de salud.

Cuando yo era pequeño, en Alicante, tres o cuatro veces por semana durante el verano, comíamos una variedad de pepino muy especial. De color verde muy claro, muy tierno, largo y curvado y con “vello”, realmente delicioso.  Los valencianos le llamamos “alficóz”.

El pepino no debe pelarse del todo porque la piel tiene pequeñas cantidades de betacaroteno y vitaminas A, B y C. Tiene propiedades diuréticas y depurativas, aunque por su alto contenido en celulosa puede resultar indigesto para algunas personas.

Si tienes un problema de ojeras y bolsas bajo los ojos, no te gastes un pastón haciéndote una operación de cirugía estética en la Planas. Es más ecológico y sostenible prepararte una mascarilla con pepino triturado, yogur y miel, evitando el contacto con los párpados y el contorno estricto de los ojos.  Relajate durante 20´ pensando en lo contentos que se van a poner los payeses de todas las regiones del país cuando el escrito del general Starling haya  irrumpido en la Red.

Receta de verano: TZATZIKI (griega)

Se pelan dos pepinos, se rayan y se echan en un bol.

Añadir cuatro yogures griegos sin azúcar, el zumo de medio limón y una cucharada de aceite. Sazonar al gusto y añadir una pizca de pimienta. Trabajar la pasta hasta conseguir una mezcla homogénea. Enfriar en la nevera un mínimo de dos horas antes de servir.

Un chiste: Mi papá me enseñó todo lo que sé de pequeño. Me decía :no bebas a morro el  jugo de los pepinillos.

Pregunta: ¿Dónde está el problema?

Respuesta: Como se nota que nunca te ha dado un pepinillo en el ojo.

¿TE IMPORTO UN PEPINO?

09-06-11.

BARAKA PARA TOD@S

Han pasado más de 3 meses desde mi jubilación y de momento lo estoy pasando pipa. Mi objetivo es mandaros un relato por semana.

Espero vuestras noticias. Si alguien sueña en pescar conmigo que se ponga en lista de espera.

Baraka, amig@s!

7.30 h. Después de nadar 20´ en la piscina de AIGUAJOC, como hace muy buen día, el general decide ir a pescar al curricán con su mallorquina. A las 9h llamará por tlfº al Port Fórum para que le bajen el barco al agua, mientras tanto baja a la calle a recoger la Vanguardia, la hojea mientras desayuna en casa un café con leche y miel y un bocata de pá amb tomaca i pernil.

9.05 h. De camino al garaje, entra en el súper y compra tres pulpitos y seis langostinos (carnada por si decide sobre la marcha cambiar de técnica de pesca)

9.30h. El barco está a punto. Prepara una caña con una pequeña rapala de color blanco, con un plomo a dos brazas del señuelo y un aparejo de mano con un plomo más pesado, tres brazas de nylon y un pulpito con un buen anzuelo irlandés. Hace una semana, pescó una servia (lecha) de medio kg cerca de una boya, a 14m de fondo. Entonces entró con la rapala blanca sin plomo. El general cree que con un golpe de suerte, utilizando un plomo grande y el pulpito, podría pescar una servia de varios kgs, como las que pescaba su amigo Joaquín en Alicante.

Da varias pasadas con los dos curricanes cerca de la boya, nada de nada. Mira hacia el horizonte y observa algunas gaviotas que revolotean en círculo, también distingue dos barcas. Enfila en esa dirección y nada mas llegar al lugar oye el chirrido del carrete. Acaba de clavar el primer jurel (xurell o chicharro) Durante una hora y media el general ha pescado ocho jureles y un estornino (viso, en catalán) En total 2k de pescado azul, ideal para comer a la plancha. Los pescados dejan de picar, durante media hora prueba a mas profundidad sin resultados y al final decide volver al puerto.

El general sacará fotos de los pescados en el balcón de su casa y se pondrá a cocinar uno de los jureles y los langostinos que no ha utilizado como cebo. Como siempre, los preparará a la plancha, sin aceite, por tratarse de pescado azul. Una vez emplatados verterá unas gotas de aceite de oliva y siguiendo los consejos de Pla unas gotas de vinagre. También una ensalada con lechuga, pepino, tomate, zanahoria, olivas y orégano. De postre un plátano, y por supuesto, un vaso de Viña Albali reserva.

¡Baraka para tod@s!