PROSA de SONAJERO

1237841568_0

A pesar de la desfavorable opinión de Juan Marsé respecto a la prosa del escritor Francisco Umbral (1932-2007), que la tilda de prosa de sonajero, yo la encuentro atractiva.  Me divierte la sonoridad que se produce al  encadenar sucesivos adjetivos con un ritmo de intérprete  rapero, me recuerda los fuegos artificiales y  también al poeta Rafael Alberti (1902-1999) en su poema:  A la Pintura, donde contempla la obra de varios pintores, entre ellos el Bosco :

¡Amor hortelano, desnudo, oh verano! Jardín del Amor. En un pié el manzano y en cuatro la flor ( Y sus amadores céfiros y flores y aves por el ano). Virojo, pirojo, diablo trampantojo. El diablo liebre, notiebre, sepitiebre, cala, empala, desala, traspala, apuñala con su lavativa.   R. Alberti

Guardo un recorte del diario El País  de 1983 con la columna de Paco Umbral dedicada a un político de AP-PDP, el señor  Jose Mª Segurado, (Barcelona 1938) candidato fallido a la alcaldía  del  Ayuntamiento de Madrid y posteriormente Vicepresidente del Partido Popular en 1989 :

 10 martes

Putos, putas, mecheros, choricillas, sisleros, burleros, bujas, bujarrones, vendedores de la lotería primitiva, carrozas, carrozonas, gentes que se tiran al nardo y gentes que se bajan al moro, chaperos, maricones, personal de la sala, argelinos del pincho moruno, compas, troncos, zumbadillos y matados, reinonas de esquina, van a ser aventados del centro de Madrid por el señor Segurado, que promete “ erradicar la golfería” si gana las elecciones. Toda una gallofa bohemia, en fin, que vive siempre y brujulea en el cogollo del meollo del bollo de las grandes ciudades, subsistiendo del manubrio del ludibrio  del bodrio.

Pero hombre, señor Segurado, ¿ pretende usted quemar vivo un género literario tan español como la picaresca, que da lugar a la moderna novela europea, aunque Alain Robbe-Grillet lo ignore? Siempre lo he visto a usted como un místico de la industria, como un mártir y confesor de la fe comercial en el progreso indefinido de la plusvalía, con su calva-aura, dolido por la lanceta de oro que acumula monedas en la llaga/hucha de su costado. Pero nunca le había visto a usted como inquisidor o alguacil de la economía de mercado.

Usted sabe,  señor Segurado, que en los siete cielos y nueve círculos del capital, que usted sobrevuela, hay también putos, putas, mecheros, choricillas, sisleros, burleros, bujas, bujarrones, carrozonas, chaperos, maricones, zumbadillos, matados y reinonas de esquina (casi todos los grandes Bancos hacen esquina). Comprendo que cada uno esté en su caja fuerte y no molesta, pero sería mas liberal, por su parte, limpiar fondos a la higt/higt madrileña, primero, y respetar toda esa delicada y pútrida cenefa del lumpen, espuma sucia del capitalismo que le tiene a usted por ángel custodio.   F. Umbral.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s