LAURA & LLUIS.

LAVANDAiewer (3) 

La temperatura de la olla donde se cuece el relato de la deriva soberanista de Catalunya va creciendo por momentos y alcanzará el valor crítico dentro de un mes cuando conozcamos el texto exacto de la pregunta única e inclusiva, con la fecha de la consulta popular sobre la independencia.

A diario leo a los columnistas de La Vanguardia y puedo asegurar que el tema estrella es el concerniente a las aspiraciones soberanistas  de los catalanes, mis primos hermanos. Me interesa mucho la opinión de los mas moderad@s, como Lluis Foix, Antoni Puigverd, Laura Ferixas y Clara Sanchís. De Foix leí este verano un libro autobiográfico que me encantó, “ La marinada sempre arriba,” un formidable ejemplo para valorar  la cultura del esfuerzo personal.

El 19 y el 21 de este mes Lluis publicó los artículos: “Los riesgos de la discrepancia” y “La historia y la ficción.”  y por su parte Laura hizo otro tanto el 21 con “Catalunya como isla”. He tenido la osadía de hermanarlos, extractando los de él,  para presentároslos como una aspirina cultural, a ver si colaboran en conseguir bajar  la fiebre independentista. 

“El paraíso es una isla” Carmen Riera citó la frase – famosa, aunque no sé de quién es – hace dos semanas en su discurso de ingreso en la Real Academia, que versó sobre Mallorca, y justamente se acaba de publicar un libro titulado Atlas de islas remotas, de Judith Schalansky. Las islas, está visto, atraen. Nos las imaginamos como lugares vírgenes, intactos, alejados del mundo: en la identificación entre isla y paraíso subyace la frase de Sartre “ el infierno son los otros”. Y esa es una de las ideas que me parece ver en el sueño independentista. Nos dicen que llevamos treinta años, o trescientos, intentando encajar en España, sin conseguirlo. Pero creer que existe una fórmula mágica que resolvería el problema de raíz es olvidar que España- sea cual sea su nombre, fronteras, identidad y política – siempre existirá y siempre tendremos que relacionarnos con ella.

La idea de resolver los conflictos colectivos separando de una vez por todas  los contendientes estuvo de moda a mediados del siglo XX: dio origen a la partición entre India, para los hindúes , y Pakistán, para los musulmanes; suscitó también, entre los africanos, el proyecto de crear una “República of New Afrika” en el sur de Estados Unidos, que se financiaría con las compensaciones que según ellos les debía, moralmente, el Gobierno federal; y dio lugar, claro, al Estado de Israel. Este nació como imprevista consecuencia de una idea anterior, que aunque mucho mas radical, respondía en el fondo a la misma lógica, la de solucionar por las malas – en vez de mediante el pacto y el diálogo – los conflictos identitarios: me refiero a la siniestra “ solución final”. Yo no se si los demás son el infierno, pero sí sé que por mas fronteras que pongamos, tendremos que seguir conviviendo con ellos. Y si la convivencia es difícil, la separación puede ser mucho peor. El precio de la creación de Pakistán – en urdu “ la tierra de lo puro”- fueron miles de muertos y millones de personas desplazadas; Israel no se libra de la violencia. ¿ Paraísos…? “El Atlas de las islas remotas” describe una habitada por 120 millones de cangrejos, otra en la que la temperatura media anual es de 16 grados bajo cero, una tercera en la que Francia ensayó la tercera bomba nuclear…Schalansky subtitula su libro : “ 50 lugares en los que nunca estuve y a los que nunca iré.” Qué bien la entiendo.  Laura Freixas.

                                                 &                                                                                 

…Hasta que no se respete el derecho a discrepar seremos un país de buenos y malos catalanes y no una sociedad en la que no hay una única manera de enfocar los grandes problemas a los que nos enfrentamos. Tenemos un problema con la libertadLluis Foix.

                                                &

…Shakespeare ha sido, en palabras de Harold Bloom, el mas vasto de los intelectos hasta el punto de que podía superar a cualquier filósofo. Sus dramas y tragedias son historias que en buena medida han determinado el sentido de la vida de los ingleses y la interpretación de su pasado. Sus reyes y figuras de ficción parece que han sido reales. Cuando se acerca a Roma y escribe “Julio Cesar” proyecta un personaje que es tanto o mas verídico que el que expuso Plutarco en sus “Vidas paralelas” situándolo frente a Alejandro Magno.

No hay historia escrita que iguale la veracidad de “ Guerra y paz” de Tolstoi. No he leído ninguna biografía del general Kutuzof, pero me basta con el personaje que surge de las páginas de Tolstoi enfrentándolo a Napoleón y luchando en Borodino para alejar la Grande Armé de territorio ruso. La Obertura 1812 de Chaikovski levanta el ánimo de cualquier ruso que guarde en su imaginario la derrota del emperador francés que llegó a Moscú y fue echado por el frío y por el silencio.

Los escoceses habrán leído mucha historia de su legendario país. Pero la película “Braveheart”, una obra de ficción que se acerca a la realidad, todavía es un punto principal de referencia. La serie sobre John Adams es imprescindible para conocer el ambiente en el que se movió el segundo presidente de Estados Unidos. Alguien dijo que la historia es lo que se quiere recordar y no lo que ocurrió de verdad. Me gustaría saber como será la ficción sobre la historia de nuestros días dentro de dos generaciones.  Lluis Foix. 

                             

Esta tarde, a las 17’30 cruzaba la plaza de Catalunya y después de muchos años he vuelto a presenciar un espectáculo increíble. Centenares de estorninos habían cruzado otra vez el Llobregat, la sierra de Collcerola y el río Besos para posarse en las encinas de la plaza y pasar la noche al amparo de un microclima mas benigno. Hace ahora 30 años me presenté al Concurso Internacional sobre el Monumento a Francesç Maciá, que ganó el proyecto de los cuatro haces verticales de rayos láser, los de la bandera cuatribarrada,  aunque luego no se ejecutó.  El mío lo firmaba – bajo el lema con el nombre del bote de pesca de Alvar Aalto: “ Nemo propheta in patria”- Juan Estornino ( John Starling) y lo describía a vista de pájaro un atardecer como el de hoy. El relato termina así: … “sus pupilas brillarán al atardecer miles de veces”. Si lo buscáis lo encontrareis en el blog.

John Starling.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s