LA REPÚBLICA GENOVESA.

 

“ Explíqueme que está pasando estos días en Catalunya”, me pide un amigo en Madrid. Prefiero no liarle demasiado con los últimos movimientos tácticos y se lo resumo a grandes trazos. Sacudida por la crisis de todo el sur de Europa, la Catalunya autonómica ha entrado en una fase de alta competición interior. Los partidos se están desmontando, las piezas se hallan desperdigadas y reina una notable confusión. El nuevo orden tardará tiempo.

Hay un cierto retorno a los años ochenta, le explico. La transición catalana comenzó con una izquierda muy fuerte en el área de Barcelona. Socialistas y comunistas competían entre si y formaban una dualidad aparentemente imbatible, hasta que en 1980 una fuerza radicada  en las clases medias del interior del país – no explícitamente derechista –, les frenó, dando pié aun largo periodo de equilibrio y fricción.

Bajo el paraguas de las dos izquierdas encontraron especial protección los obreros sindicalizados y los jóvenes profesionales urbanos mas directamente vinculados al despliegue del Estado del Bienestar. El éxito de la Barcelona olímpica fue su gran momento. Frente a ese bloque – dominado finalmente por los socialistas –, pequeños y medianos empresarios, comerciantes, profesionales y funcionarios ajenos a la izquierda, vieron en la recuperada Generalitat su referente protector. Jordi Pujol, el mas potente de los políticos catalanes de la transición, el mas dotado con la nietzscheana “ voluntad de poder”, pese a su catolicismo, tejió esos mimbres y los conectó con el centrismo y el conservadurismo ilustrado de Barcelona.

Treinta y cinco años después, la crisis económica, el estrangulamiento financiero de la Generalitat, el desgaste de los viejos dispositivos de poder, mas el cambio generacional, lo están dislocando casi todo. En el 2012, el grupo dirigente nacionalista tomó la decisión de no dejarse emparedar por el neocentralismo del PP, la quietud mineral de Mariano Rajoy, la ruina de la Generalitat, la protesta social, el malestar generacional, la sombra de la corrupción y el nuevo ruido del mundo. Artur Mas, educado políticamente por Pujol, se abrazó definitivamente al independentismo, antes de que este –menestral, pero también hipster, comarcal y ahora barcelonés- le desbordase y arroyase. Prosigo. El experimento de la “lista cívica” busca la movilización excepcional de dos millones de electores. Una victoria rotunda para forzar una negociación con visado europeo. E intenta evitar, como en 1980, un frente de izquierdas , alimentado esta vez por la nueva corriente metropolitana que mueve Podemos. El cambio en la alcaldía de Barcelona es fundamental al respecto.

Roto el matrimonio con Unió, CDC está dispuesta a descontruirse para reaparecer al otro lado del espejo como grupo dirigente. Va a intentarlo, con dos serios riesgos: la desintegración de la cápsula convergente y la transformación del 27-S en una jornada daliniana que acabe provocando una fuerte movilización electoral de los catalanes que no quieren asumir mas riesgos. Grecia enciende los ánimos. Grecia también aviva los miedos.

Se pretende expulsar de la política al presidente de la Generalitat y dejarlo sin aforamiento, mientras se tramita una querella, instada por la Fiscalía General del Estado, que puede acabar con su procesamiento e inhabilitación, por la consulta del 9 de noviembre del 2014. Mas tiene ahora tres opciones: zafarse con una nueva estratagema unitaria, aceptar el sacrificio, o suspender la convocatoria de setiembre, para fijar como nuevo objetivo la representación soberanista en el nuevo parlamento español y esperar a 2016.

“ Creo que lo he entendido”, dijo mi amigo. “ Es una pelea entre genoveses” ¿ Genoveses de la calle Génova ? no, ya me entiendes, una pelea muy mediterránea.

Muchas gracias a Enric Juliana.

 

John Starling.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s