EL ARCA DE NOÉ DE LAS SEMILLAS.

La solución al problema mas grande al que pueda enfrentarse la humanidad, la destrucción masiva de cultivos por una enfermedad o por el cambio climático, se encuentra al final de un túnel de 150m que se hunde en la tierra helada de una montaña del Ártico, en una isla noruega cerca del polo Norte. Se trata de  Svalbard , el banco de semillas del final del mundo, que pretende guardar una copia de seguridad de todas las plantas comestibles.

Costa de tres cámaras mantenidas artificialmente a –18º y el resto de la instalación a 5º. Allí, desde el 2.008, se guarda el trabajo de los agricultores durante 12.000 años, porque en realidad todas las especies comestibles como cereales, legumbres, tubérculos o frutas, de las que existen centenares de variedades de cada una, en un pasado remoto fueron silvestres.

P0demos encontrar 843.400 semillas de 5.130 especies de 233 países. Japón, la India y China aún no han firmado el acuerdo de colaboración con el banco de semillas. España aún no las ha enviado. En nuestro país existen 37 bancos de semillas dependiendo de diversas instituciones, universidades y empresas, y hay un duplicado de todas ellas en el Centro de Recursos Fitogenéticos de Alcalá de Henares.

Nicolai Vavilov ( 1887/1943) Director de la Academia Lenin de Ciencias Agrícolas fue el primero que de una manera sistemática, después de organizar expediciones a todo el mundo, logró reunir 250.000 muestras. Durante la segunda guerra mundial en el sitio de Stalingrado los nacis intentaron apoderarse del banco, pero no lo consiguieron.

Recordemos la hambruna que se dio en Irlanda entre 1.845 /1.852 como consecuencia de la acción imparable del escarabajo de la patata y que provoco 1.000.000 de muertos y el éxodo a EE.UU de otro millón de emigrantes, en total el 25% de la población. Mas reciente es la expansión del hongo Ug99, que afecta al trigo, desde Uganda en 1.999,  al haberse extendido por  África y Oriente Próximo y que de extenderse a todos los continentes podría provocar una hambruna de tipo universal, ya que el trigo aporta el 20% de las calorías que consume la humanidad. Afortunadamente los investigadores han descubierto dos genes resistentes al hongo, el Sr33 y el Sr35, en dos variedades de trigo que antiguamente se cultivaban en Oriente Próximo y en Turquía. No olvidemos tampoco los estragos de la filoxera, un insecto de la costa este de EE.UU que en 1.863 arrasó los viñedos de Francia en tres años y que se tardaron 30 años en recuperar las vides, injertándolas en pies procedentes de EE.UU. Solo se libraron la isla de Chipre, la de Creta, Las Islas Canarias y Chile.

En cada rincón del Mediterráneo encontramos cepas clásicas que sustentan una denominación de origen para los vinos allí elaborados y cualquiera de nosotros puede memorizar una docena de varietales por ser muy comunes y sobre todo si tiene la curiosidad cultural de leer detenidamente la etiqueta de los vinos embotellados. (Bobal, Cariñena( Mazuelo), Garnacha tinta, Graciano, Mencía, Tempranillo ( Cencibel, Tinta fina, Ull de llebre );  con Aledo, Airén, Albariño, Garnacha blanca, Godello, Hondarribi ( Chacolí ), Loureira, Malvasía, Maturana, Moscatel de Alejandría, Moscatel grano fino, Palomino, Pardina, Parellada, PedroXimenez, Treixadura ( Ribeiro ), Verdejo, Viura ( Macabeo ), Xarelo ( Pansa blanca).  Pero si indagamos un poco mas  comprobaremos que en cada comarca hay varietales casi desconocidas por ancestrales y que podrían recuperarse para dar lugar a nuevos caldos de características insospechadamente interesantes. En Catalunya Bodegas Sumarroca SL posee un germoplasma con 338 variedades de uva, que han sido duplicadas por la Universidad Rovira i Virgili de Tarragona, que en total posee 448. Bodegas Torres ha reunido 50 de Catalunya de las cuales 10 son ancestrales y tienen un gran interés enológico.

No olvidemos que nuestro futuro se encuentra en la biodiversidad vegetal, que la seguridad alimentaria depende de las semillas y con el cambio climático mucho mas.    

     descarga (2) SVALBARD

  Svalbard, el Arca de Noé de las semillas.

                                     

John Starling.

Anuncios