EL “TITANIC” DEL MEDITERRÁNEO.

El 4 de agosto de 1906 naufragó ante la costa de Cartagena el transatlántico italiano Sirius  (Glasgow. 1883. 115m de eslora, 12’7m de manga, 7.000 toneladas de desplazamiento), con casi 3.000 personas a bordo, seis años antes que el Titanic, en 1912. Había viajado 20 veces entre Génova y Sudamérica. Entre tripulación y pasajeros legales sumaban 1407 personas, dobladas por los pasajeros ilegales que iban subiendo furtivamente en las escalas de Barcelona. Cádiz y la Gomera. Una mafia organizada – el capitán, el cocinero y algunos oficiales – te cobraban 100 pesetas por instalarte en las sentinas del barco, con un rancho al día. Poco después de zarpar de esos puertos y cerca de otras poblaciones como Alcira, Águilas, Almería y Málaga se acercaban botes de pescadores cargados de personas…Gente humilde que vendían sus huertos o rebaños para probar una nueva vida en América. Y familias enteras. Cuatro niños equivalían a un adulto: 100 pesetas de hace 111 años.

El accidente se produjo al chocar con unos escollos en las islas Hormigas, a la altura del cabo de Palos a dos millas y media de la costa ( En los últimos cien años han naufragado más de 20 barcos en esa zona) Los escollos estaban en las cartas marinas y además hay un faro pero aquel día de verano con calma chicha, el anciano capitán Giusepe Piccone hacía la siesta y pilotaba un subalterno. Eran las cuatro de la tarde y se supone que se acercó a la costa para recoger a pasajeros ilegales en botes de pescadores: el casco chocó con las rocas y se abrió como una lata de conservas. Torrenciales vías de agua inundaron las bodegas , el barco se escoró y no pudieron usarse los botes salvavidas. El capitán huyó del barco junto a sus oficiales y con la caja fuerte. Los arrestaron y condujeron a Barcelona , pero la embajada italiana los reclamó… y nunca más se supo.  Se cree que murieron más de 2.000 personas porque no habían suficientes salvavidas para todos.  A partir de entonces las normas internacionales de navegación impusieron un salvavidas por pasajero.

El Sirius se partió en dos al cabo de 16 días del naufragio, una parte está a 40 m de profundidad, la otra a 60m. Se salvó mucha gente gracias a la mayor operación de salvamento marítimo civil de nuestra historia. Un protagonista importante fue Tío Potro, contrabandista local que pasaba por allí y salvó 450 personas, después de verse obligado a disparar a 4 pasajeros que pretendían asaltar su barco amarrado al barco siniestrado. Se cuenta que hubo pescadores que cortaron dedos de los cadáveres para quedarse anillos, y que lugareños de cabo de Palos desvalijaron el barco , varios días varado antes de hundirse: hay sábanas y vajillas del Sirio en hogares de la zona. También hubo supervivientes que cambiaron de identidad apropiándose de papeles de un muerto. Pocos días después en el diario La Publicidad de Barcelona se publicó que había embarcado una familia entera de Olesa de Montserrat, y sólo la abuela había quedado en tierra. Todos la familia murió en el naufragio. Tras recibir la noticia, la abuela se ahorcó en el lavadero del pueblo.

 

 descarga (34)        siriohormiga

 sirioplano

 

 

John Starling.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s