UN HAZ DE LUZ MÁGICA.

Dejo el mercado de Santa Caterina y enfilo la calle del General Álvarez de Castro hasta situarme ante la fachada del CEIP Cervantes de Barcelona. A las 9’15 de la mañana un haz de luz solar atraviesa un ventanal de un aula de la planta primera, también un ojo de buey de latón, de 20cm, empotrado en el tabique del pasillo y otra pequeña ventana de forma romboidal situada en la fachada interior  que da al patio central del colegio, de modo que al final el rayo de sol se estrella en el pavimento de la planta baja después de seguir un recorrido mágico. Esto ocurrirá todos los años, a la misma hora, durante los días 8 y 9, próximos a San Valentín. ( 14 / 02)

Es la obra de rehabilitación integral más importante que hice como arquitecto municipal, datada en 1993. Un palacete de aire neoclásico de principios del siglo XIX, de cuatro plantas, entre medianeras,  con estructura de muros de carga de piedra y ladrillo y vigas de madera, fue apeado con una estructura metálica con sus pilares revestidos posteriormente con hormigón armado. En la fachada principal se mantuvo  parcialmente la composición de la planta baja y primera donde numerosos huecos estaban enmarcados con sillarejos y dinteles de piedra de Montjuic, y balcones de hierro forjado, modificándose las medidas y posición del 40% de los huecos para su alineación vertical. En las plantas 2 y 3 una ventana de formato único ilumina las distintas aulas y deviene una composición ordenada sobre un fondo de revoco decorado con una pintura acrílica de tono asalmonado.

Para Le Corbusier, “El sol es el principal material de la arquitectura”, por eso la orientación y los juegos de contrastes de la luz solar siempre los he tenido en cuenta en mis proyectos. Numerosas veces he contemplado la posibilidad de jugar con la luz de la primera hora de la mañana y  del atardecer concentrada en ventanas muy pequeñas que la canalizan con un cierto dramatismo creando contrastes de luz y sombra violentos.

En la guardería Tres Tombs ( 4 meses a 3 años ) con un gran vestíbulo de doble altura y una cubierta rematada con un panel sándwich de 60mm, un ojo de buey de latón y vidrio laminar encastado en el panel permite celebrar el comienzo de las estaciones del año a las 14 h, en torno una plancha circular de latón incrustada en el pavimento que recibe el haz de sol correspondiente. En las tres placas hay grabados los lemas:  21/ 03 y 21/09.  Ja es primavera/ tardor; 21/06. Ja es estiu; 21/12 Ja es hivern. En cada ocasión los niños se reúnen alrededor de la placa unos minutos antes y comprueban como el haz de sol se va acercando cada vez más hasta coincidir con el disco de latón.

También fue Le Corbusier quien dejó escrito: “ Si el arte es un juego, la Arquitectura es el nivel más alto del juego”.

 

 20190130_091255      20190130_091603     20190130_092403     20190130_092414    20190208_091407

 

 John Starling.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s