Diez lecciones del 28- A.

Seguramente han sido las elecciones más inciertas en cuarenta años de democracia. La gente salió a votar en masa, sabiendo que su papeleta podía ser decisiva en lo que constituye un impecable ejercicio de responsabilidad. El  electorado se ha movilizado, no tanto estimulado por los mítines o debates de campaña, sino por el convencimiento de que había mucho en juego. Tanto como el futuro, que en estos tiempos acelerados llega más pronto de lo esperado. Y como no está lo suficientemente claro el futuro de lo económico  y  lo social, nada mejor que echarle una mano en lo político. Diez son las lecciones de futuro de esta jornada que empezó con tinieblas:

1. La izquierda se impuso claramente a la derecha, que esperaba repetir la solución andaluza.

2. La victoria del PSOE ha sido inapelable y Pedro Sánchez es el gran ganador de la jornada.

3. Pablo Casado ha fracasado con su renovación del PP. Ha tenido manos libres para cambiar personas y programas, pero el resultado es la mitad del que obtuvo Rajoy en el 2016.

4. Ciudadanos no consiguió el sorprasso sobre los populares, pero se ha acercado muchísimo. Rivera es la figura emergente de la derecha española.

5.Vox ha conseguido entrar en el Congreso, pero su presencia ha movilizado a la izquierda y ha dinamitado al PP.

6. Unidas Podemos pierde presencia en el Parlamento, pero resiste y será el aliado natural del PSOE.

7. El pragmatismo de ERC se ha impuesto claramente a JxC en el universo independentista, doblándole en escaños.

8. El PNV gana en Euskadi y obtendrá beneficios de su apoyo a Sánchez, a quien ya votó en la sesión de investidura.

9. El discutido director del CIS, José Félix Tezanos, ha clavado el resultado electoral.

10. Iván Redondo, el spin doctor del PSOE, apuesta personal de Sánchez, sale reforzado como gran estratega socialista.

Muchas gracias a Màrius Carol.

John Starling.

Anuncios

¿QUIÉN HA GANADO?

Si el espectador de estos debates pudiera ser un niño, lo diría: estos políticos como el rey del cuento están desnudos. A pesar de sus oscuros y entallados ternos , no son más que loritos amaestrados por sus asesores para lanzar cuchillos contra los adversarios. El destino de un país está en manos de charlatanes posmodernos. Ya aquel famoso primer gran debate en blanco y negro ( 1960 ) que encumbró a un atractivo  y bronceado Kennedy y hundió a un esquivo y pálido Nixon ( tenía fiebre y no quiso dejarse maquillar ) contenía en potencia las tonterías que han acabado imponiéndose como esencia de la política. Hoy en día para llegar a presidente hay que ser atractivo, dicharachero, pedante y falto de empatía.

Si la farsa de estos debates vacíos, meramente teatrales, no contara con la anuencia de la ciudadanía, estos atributos no servirían. Pero la ciudadanía se atrinchera  y apasiona ante el televisor como cuando se produce un “partido de la máxima rivalidad”. En una sociedad feudalizada ideológicamente no se dan las condiciones para que el niño del cuento    reaparezca  en la plaza y proclame en voz alta que este espectáculo ha perdido la conexión con la realidad social y carece de sentido de Estado. Es un espectáculo más, una sacralización de las tertulias exhibicionistas y los saraos televisivos.

Por eso sorprende Pablo Iglesias ( al margen de si gusta o no gusta su ideología), pues destaca del resto porque rechaza explícitamente el espectáculo y destila una vocación política fundada en lecturas y reflexiones. No necesita ternos entallados, ni frases preparadas por un director de comunicación, para defender con veraz vehemencia sus puntos de vista. Es capaz de desarrollar sus ideas sin afectación , incluso con cierto sentido trágico unamuniano. Pedro Sánchez intenta adoptar el perfil de estadista y situarse por encima   de la melé. Está claro que quisiera no tener que despreciar a sus adversarios, pero no lo consigue. Su liderazgo personal   es debido a una  novelesca y formidable ambición resistente, pero sigue faltándole cocción. Los dos líderes de la derecha ( irradiados de lejos por el Gran Ausente) son, en especial Albert Rivera, ejemplos  químicamente puros de la política como variante del boxeo y del liderazgo como cristalización social del narcisismo.

Es chocante que un show televisivo sea el camino más corto para llegar a presidente de un país con 46 millones de habitantes, con una deuda pública equivalente a casi el 100% del PIB, con las pensiones en riesgo, la vivienda imposible, una tasa de paro de casi el 15% que enmascara una enorme bolsa de empleo precario; sin olvidar la tremenda crisis de identidad nacional. Estos debates son la definitiva futbolización de la política . ¿Quién ha ganado?, se pregunta a periodistas vicarios  de cada ideología inmediatamente después de la final four electoral. ¿ Quién ha ganado? , preguntan los diarios digitales de trinchera a sus clientes, generalmente formada por hooligans, que aplaude ( lo merezca o no ) a su candidato mientras vomita culebras sobre sus adversarios.

Muchas gracias a Antoni Puigverd.

 

John Starling.

RAPSODIA VALENCIANA.

Hay elecciones en Valencia el 28 de abril y hay que prestarles atención. La comunidad valenciana es la cuarta autonomía más poblada. Tiene una economía de notable componente exportador que aporta fondos solidarios al común español. Valencia contiene una lección reciente e importante: su economía regional estuvo a punto de colapsar por una excesiva dependencia del ladrillo. ¿ Es una lección aprendida?

Valencia llegó a ser caricaturizada como la cuna de la corrupción española. La inmoralidad era cosa de valencianos, decían. Hubo abusos de todo tipo. Llegaron a robar fondos destinados al tercer mundo e inflaron los gastos de la visita de Benedicto XVI a Valencia en el 2006 para sisar la bolsa pontificia: ¡ toma relativismo! Fueron desvergonzados, fueron muy golfos, pero al final del día les faltó astucia: cuando en Madrid se dieron cuenta que el viento cambiaba de dirección y era mejor guardar en el armario las corbatas de color chillón – plusvalía, los pavos de Valencia aún se ponían gomina.  Quedaron atrapados dentro del casino provincial y fueron escogidos como chivo expiatorio.

Se exageró tanto la caricatura, que la mayoría de los valencianos se sintieron humillados. Las elecciones municipales y autonómicas de mayo del 2015 fueron un exorcismo. Valencia no se hizo muy de izquierdas hace cuatro años , puesto que en el Mediterráneo las creencias navegan en vela latina. Eso ya nos lo contó Baltasar Porcel , Ulises mallorquín. En Valencia quisieron sacarse de encima una caricatura insultante y los tres partidos del Pacte del Botanic ( PSOe, Compromís y Podemos ) interpretaron el momento.

Valencia posee una identidad cultural con componentes históricos muy diversos  y entrelazados: catalanes, aragoneses, castellanos, árabes, judíos, italianos…Hay que recordar que el Renacimiento llegó a España por Valencia. De Valencia salieron los Borgia hacia Roma. Después vino el barroco. Y después Sorolla y Blasco Ibañez, dos artistas a los que no avergonzaba el éxito. Blasco con una vitalidad gigantesca, republicano y anticlerical, era temido en Madrid y pasaba de Barcelona. Quería competir con los catalanes . “Hemos de ser la nueva Atenas del Mediterráneo “, decía.

La mayoría de la población valenciana habla o comprende el valenciano, rica y antigua evolución del catalán occidental con una fuerte personalidad autónoma, que los catalanes inteligentes saben que hay que respetar. Algunas de las más bellas palabras del catalán se dicen en valenciano. Las tierras del este fueron confederales. Eso siempre es un lio, pero imprime carácter.

Valencia es la proximidad del campo a la ciudad: hay que partir de esa contigüidad para entender mejor a los valencianos. Valencia se articula alrededor de las fiestas. Más pólvora que procesiones. Valencia fue muy republicana.

En Valencia cada vez habrá más empresarios interesados en el Magreb y en el devenir de África. Valencia puede liderar la España mediterránea si Barcelona sigue tendida en el diván. De Valencia pueden depender algunos equilibrios en una España medio arreglada. Valencia podría sustituir a Andalucía como poder fáctico territorial. Valencia puede ser en muchos aspectos decisiva.

Son importantes unas elecciones valencianas.

Muchas gracias a Enric Juliana.

 

John Starling.

IMPERDONABLES IMPERIOS.

Los fenicios dieron nombre a España desde sus primeras arribadas a nuestra península para trocar mercancías en Oriente por ciertos metales, en especial plata elaborada por los iberos. La llamaron ya para siempre Spania, span, que significa lo oculto, lo ignoto. Lo aseveró Posidonio, para quien nuestro suelo “ no era rico por lo que mostraba, sino por lo que escondía”.

El territorio hispano en los remotos tiempos de la prehistoria fue considerado como el país más rico y privilegiado del ecúmene por su abundancia en metales útiles.  La lejana Hesperia era entonces como México y Perú en el siglo de oro, o como los Urales y África del Sur luego. El oro y la plata, el cobre y el estaño, componentes del bronce; el hierro, de abundante mineral y difícil metalurgia; el pesado y blando plomo, el singular y maravilloso azogue, las piedras raras y bellos mármoles constituían un objetivo para la codicia de los pueblos del Oriente mediterráneo. Alcanzó gran difusión en este mar  el mito del Jardín de las Hespérides, Spania, luego Hispania, en la la frontera mágica de Finis Terrae. Fantásticas leyendas recorrieron los países ribereños, llevadas por viajeros que retornaban de tan distante y misterioso mundo: clima idílico, hermosos jardines, feraces huertas, grandes bosques pletóricos de caza, deslumbrantes yacimientos de metales preciosos…, todo ello guardado por un pueblo de feroces guerreros que vestían de oscuro y regalaban a su mujeres adornos de plata fina.

La fábula de Spania debió adquirir caracteres insospechados. Aristóteles, Posidonio, Estrabón y Ateneo, entre otros, se hicieron eco de Diosdoro Sículo sobre un portentoso suceso ocurrido mucho antes en Hispania. La imprudencia de unos pastores provocó un fuego terrible que se extendió por bosques y selvas a lo largo de semanas – Pirineo – la montaña ígnea-. Tan grande  y persistente fue el incendio que ardió la tierra, se licuaron los metales y desde los montes descendían a los valles arroyos de plata pura. La leyenda no es inverosímil: el carbón mineral prende fuego  y abrasa los yacimientos de plata  hasta licuarla y derramarla, en fastuosa lava, hacia los valles mediterráneos.

Hesperia fue la América de la antigüedad, rica en metales y vegetales ; fue Sefarad para los judíos errantes, jardín del profeta, claustro de monjes cristianos. El cambio de escala del Mare Nostrum al Océano ignoto se hizo desde la península Ibérica; no en vano es la cuña de Europa, el fulcro donde los dos mares apoyan la desigual balanza. Exploró América, circunnavegó la tierra, conoció África y Asia. Erigió el primer imperio moderno , quiso dominar Europa y fracasó antes que los países que la imitaron. Después se encerró a esperar su hora.  Debilitada por una larga serie de guerras civiles , de intransigencia y expulsiones , emergen por fin de una edad conflictiva para abrir sus ojos a Europa y al mundo.

¿ Hay que pedir perdón por los imperios? Seguramente, pero ¿quien empieza? Los griegos podrían devolver las estatuas que Alejandro expolió a los persas. A nosotros nos invadieron los romanos para llevarse el oro y la plata que eran abundantes y mataron todo lo que hizo falta. Y así siguiendo. ¿ Por qué no montar una sesión plenaria expiatoria de la ONU para catarsis colectiva de la historia? Algo así como las confesiones espontáneas de la purgas comunistas.

Muchas gracias a Luis Racionero.

 

John Starling.

BADALONA, CATALANA Y ALMERIENSE.

Badalona es romana, Badalona es catalana, Badalona es andaluza, almeriense, para ser más precisos. Badalona es de casi todos los lugares de España. Badalona empieza a ser china, con vetas marroquíes, pakistaníes y de otros muchos países. Badalona empezó a acelerar el 28 de octubre de 1848 al inaugurarse la línea de tren Barcelona – Mataró y desde entonces no ha parado.

En Badalona, viñas cerca del mar , se envasaban miles de litros de un vino peleón que circulaba por todo el imperio, según acreditan las ánforas con el nombre de Baetulo halladas en el Mediterráneo. ( No debía ser mal negocio proveer de vino las legiones romanas ) En Badalona, fábricas cerca del mar,  se elaboraron entre 1874 y 1987 miles de toneladas de ácido sulfúrico y el aire tenía un perfume especial : sobre un  fondo de intenso salitre, unas notas picantes del vapor sulfúrico de la Sociedad Anónima Cros, aromatizadas por el comino puesto a secar al sol en los patios de la destilería del Anís del Mono. Un aroma irrepetible.

En Badalona , existencialismo cerca del mar, los jóvenes de finales de los años setenta leían La náusea  en un marco filosóficamente incomparable : una playa contaminada por los detritus y los desagües industriales, en la que el Ayuntamiento aconsejaba evitar todo contacto con la arena. Un mar amarillo, una playa alquitranada. ¡Chúpate esa, Jean – Paul Sastre! En Badalona, literatura cerca del mar, el novelista francés Georges Bataille descubrió en 1935 la nitidez existencialista del Mediterráneo y escribió en “ El azul del cielo” :

“ Quería bañarme en Badalona. La playa estaba desierta. Me desnudé en el coche y no me tendí a la arena: entré corriendo en el mar. Empecé a nadar. El cielo era inmenso, era puro, y yo hubiera querido reírme dentro del agua”. En Badalona, protestas cerca del mar, los jóvenes bañistas se revelaron una vez y dedicaron un número de una revista local de tolerada oposición ( La Voz de Badalona ) a la salvaje contaminación.” Badalona – sûr mer…”decía la portada. La revista fue secuestrada por la autoridad. En aquel mar de mierda quisieron construir un puerto deportivo y la gente se opuso. No había muerto Franco y ya se lanzaban monedas a los concejales. En aquel tiempo transitivo, en los ochenta, se empezó a hablar de la playa nudista de Chernóbil, entre Badalona y Sant Adriá del Besós, no muy lejos de la química Cros. Emociones fuertes. El marqués de Sade cerca del mar.

Llegó la democracia y las fábricas empezaron a marchar al interior a la espera de una lluvia de plusvalías olímpicas. Inmobiliarias cerca del mar. La playa fue saneada con fondos europeos y tecnología alemana. Olvidado Sastre, los existencialistas  se zambulleron entre las olas de los noventa y descubrieron, oh signo de los tiempos, una seña de identidad: el Pont del Petroli. El viejo pantalán de Campsa estaba a punto de ser desmantelado por Repsol. Para las inmobiliarias resultaba demasiado caro su mantenimiento, y al Ayuntamiento social –demócrata le fallaron los reflejos. Alguna gente se enfadó : queremos una seña de identidad. Queremos recordar. Un anciano pastelero organizó una campaña al estilo británico: se paseaba por la ciudad con un cartel en el pecho y otro en la espalda. La gente simpatizó. Hubo ruido y opinión, con la colaboración de la corresponsalía local de La Vanguardia. El viejo puente se salvó y hoy es el mirador más interesante del litoral de Barcelona. Berlín Este cerca del mar. En el Pont del Petroli se graban anuncios, se ruedan películas, se besan los enamorados, se lanzan desde la barandilla jóvenes bañistas de Pier Paolo Pasolini, respiran hondo filósofos metropolitanos y pescan furtivamente algunas familias de inmigrantes. Abajo, ha reaparecido el caballito del mar. En la pasarela habita el genio de la ciudad. Habla latín y susurra a los vientos : Mobilis in mobili! El lema del capitán Nemo. En movimiento dentro del movimiento. Badalona, ciudad acelerada cerca del mar.

20190401_134902 (1)

                                           &

Ciudad baqueteada. En la plaza de la Vila de Badalona levantaron barricadas los anarquistas, desfilaron los franquistas, tomaron el poder los eurocomunistas, mandaron los socialistas, levantó la vara un alcalde del Partido Popular, se la quitó una independiente apoyada por la CUP y la tiene ahora un socialista a la espera del veredicto del 26 de mayo. En la Badalona de antes de la guerra, la CNT también hablaba catalán. El hijo de Can Cinto de la Palla paseaba con su novia por la Rambla, días antes de que la policía del siniestro Martinez Anido le aplicase la ley de fugas en una callejuela de Barcelona. El alcalde socialista Joan Manet y Presas , muy vinculado a Joan Peiró, escribió en el exilio Records de un sindicalista libertari catalá. Contra lo que sostiene cierta leyenda nacionalista , en la FAI también se hablaba catalán. En Badalona, el pistolero más inquietante de la organización anarquista se llamaba Francesc Aubí i Casals. Se exilió en Cuba, trabajó para la policía de Fulgencio Batista, Fidel Castro lo metió en la cárcel y acabó sus días en Miami. Mobilis in mobili. En el Ayuntamiento de Badalona de los años treinta trabajo un tiempo como secretario Andreu Nin, mientras traducía al catalán Crimen y castigo de Dostoyesky para la editorial Proa, que tuvo su primera sede en la ciudad. Estalinismo cerca del mar. El asesino de Trotsky, Ramón Mercader, frecuentaba Badalona, donde su familia poseía una importante fábrica textil ( Can Mercader ) Caridad Mercader, la madre del hombre del piolet, solía ir a caballo desde el paseo de Gracia hasta la fábrica de Badalona, antes de abandonar la vida burguesa para ingresar en el servicio de espionaje soviético. Al alcalde republicano Frederic Xifré , empresario vinculado a ERC, lo fusilaron los franquistas en el Camp de la Bota, pese a que varios sacerdotes declararon a su favor. Represalias cerca del mar. La ciudad roja y catalanista debía ser castigada,. Más de un centenar de badaloneses , muchos de ellos de origen almeriense fueron fusilados en el Camp de la Bota. El dirigente comunista Manuel Moreno Mauricio, hijo del pastelero de Velez Rubio ( Almería ), se salvó de ser ejecutado por intercesión de Eva Perón. Moreno Mauricio, metalúrgico, se había casado con la hija de un pescador badalonés. Fue detenido en Valencia en 1946 con una maleta con un radiotransmisor mientras reorganizaba la Agrupación Guerrillera de Levante. Pasó 17 años en la cárcel de Burgos. Por la noche soñaba con las palmeras de la Rambla de Badalona.

Franquismo cerca del mar. La Badalona de los ganadores se dividió en dos bandos. El alcalde tradicionalista Felipe Antoja Vigo, duro entre los duros, y el empresario José Torres Trias, que fue destituido por enfrentarse al Ayuntamiento de Barcelona por el realojo de barraquitas de Montjuic y el trazado de la autopista Barcelona – Mataró, más veloz que la vía del tren. Mobilis in mobili. Ambos tenían una cosa en común: de jóvenes habían pertenecido a la Lliga. Antoja Vigo no vio la muerte de Franco. Torres Trías participó en la recepción a Josep Tarradellas.

Palabras cerca del mar. En la calle de la Mercé, Pompeu Fabra acabó de redactar en 1930 el Diccionari General de la Llengua Catalana. En el barrio de la Salut de Badalona despegó el almeriense Manolo Escobar, gran interprete de la canción popular española.

En Badalona se van a enfrentar dentro de muy poco dos ideas: la que señala a los inmigrantes como los nuevos enemigos del pueblo, para galvanizar mayorías sociales en tiempo de  incertidumbre económica, y la que intenta organizar la convivencia sobre la defensa de los derechos sociales , apelando a una república que hoy no existe. Dos ideas de Europa. La primera opción lo tiene más fácil, pero habrá pugna. Contradicciones cerca del mar. Ser de Badalona consiste en ver el mundo en caótico movimiento. Mobilis in mobili.

 Muchas gracias a Enric Juliana.

 

John Starling.